Freepool mantiene el agua en las mejores condiciones para la salud

Siempre se ha utilizado tecnología para supervisar el estado del agua en las piscinas. Hasta ahora han sido los encargados de mantenimiento de las instalaciones quienes se han ocupado de esta labor,  monitorizando con sensores el estado del agua y recogiendo cuadros con ondas y lecturas a partir de las cuales proceden a modificar sus condiciones, normalmente para desinfectarla empleando cloro y otros productos químicos.

Este procedimiento manual se ha visto recientemente relegado a un segundo plano al inventarse equipos de electrólisis y ultravioleta. Su uso ha sustituido la adición de productos químicos al agua por el aumento de su salinidad y la eliminación de cloro no efectivo.

El sistema Freepool

La multinacional Fluidra, también inmersa en la búsqueda de alternativas a la adición manual de productos químicos al agua, ha desarrollado su propio sistema tras tres años de investigación. Se llama Freepool y se presenta como un procedimiento integral para el mantenimiento del agua que combina la desinfección mediante Neolysis con la regulación de los niveles de PH inyectando CO2 de alta eficiencia a través de un procedimiento denominado GVG System.

Freepool miembros

El sistema permite mantener el agua de la piscina en condiciones más que óptimas y además cuida el ambiente, lo que repercute positivamente en la salud y el confort de los usuarios de las instalaciones. Y esto no es solo “palabra de marketing”; la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y el Hospital Clínic de Barcelona han realizado un estudio que avala los beneficios de Freepool.

Como el el sistema no utiliza productos químicos de forma directa para tratar el agua hace que ésta no sea perjudicial para salud de los usuarios ofreciendo las siguientes ventajas:

  • Evita las irritaciones en la piel.
  • Disminuye complicaciones respiratorias, oculares y nasales.
  • Disminuye las respuestas inflamatorias de las vías respiratorias.
  • Ofrece un ambiente limpio y sin fuertes olores a cloro.

Además, como efecto secundario destacable, utilizar Frepool hace que los elementos de acero inoxidable de la piscina (escaleras, pódiums, juegos acuáticos, etc.) duren más. Finalmente, también mejora la seguridad de la instalación gracias al control automatizado del sistema de desinfección del agua. Lo que evita “liadas pardas” y errores de manipulación.

Si queréis saber con más profundidad cómo funciona el sistema, en qué consiste el proceso de Neolysis y ver los resultados del estudio realizado por la UAB y el Hospital Clínic de Barcelona que certifican la eficacia de Freepool podéis hacerlo leyendo este documento en PDF donde se recoge toda la información.

Dado Ediciones

About Dado Ediciones

Tenaz obrero de la pluma ocupado en hacer de Sportics una web interesante y económicamente viable. Cuando no estoy tras el teclado me gusta practicar deporte y disfrutar en compañía de mis amigos/as y familiares de lo que se tercie.