La FIFA, decidida a acabar con los goles “fantasma”

La FIFA ha decidido aprobar el uso de tecnología durante los partidos oficiales para que deje de haber  goles fantasma. Dos han sido los sistemas que la institución ha estado evaluando incorporar. El denominado “Hawk Eye”, basado en el uso de cámaras de alta velocidad y que ya se emplea en los partidos de tenis; y “GoalRef”, tecnología basada en la creación de un campo magnético entre los tres palos en combinación con la introducción de un chip en el balón que emite una señal al atravesarlo. El árbitro recibe dicha señal décimas de segundo después, gracias a un dispositivo receptor colocado en un reloj.

En la web de la FIFA podéis encontrar dos espectaculares vídeos en los que se muestra cómo funcionan ambas tecnologías. Os dejamos con ellos

Así funciona la tecnología Hawk Eye

 

Así funciona la tecnología Goal Ref

GoalRef, el sistema elegido por ser más sencillo y más barato
Este último sistema, desarrollado por el instituto Fraunhofer y cuya instalación costará a los clubes 125:000 euros, es el que finalmente ha decidido aprobar la FIFA para terminar con los errores arbitrales en las jugadas en las que resulta dudoso determinar si el balón ha traspasado la línea de gol.

Se empezará a emplear en la Bundesliga durante la temporada 2013-2014, como hemos podido saber gracias al artículo publicado hoy mismo en uno de los diarios deportivos de más tirada del país. La institución ha decidido utilizarlo por tratarse de un sistema más sencillo y menos costoso después de haber realizado multitud de pruebas, tanto en laboratorios científicos como durante entrenamientos. Gracias a ello se ha podido comprobar su funcionamiento en todo tipo de condiciones climatológicas. En el canal de youtube de la FIFA también han publicado un vídeo en el que se muestran los test realizados.

La FIFA ha tomado su decisión tras realizar multitud de pruebas

 

La decisión puede sentar un precedente que avive la polémica sobre el uso de tecnologías 

Con la introducción del sistema GoalRef la polémica sobre el uso de tecnologías de apoyo al arbitraje durante los partidos de fútbol se aviva más que nunca. Si tenemos en cuenta que el sistema, que cuesta 125.000 euros, habría de emplearse en todos los partidos oficiales ¿Podrán los clubes más modestos que juegan en divisiones inferiores disponer del capital suficiente como para instalarlo? ¿Se utilizará tan sólo en la primera y segunda divisiones de las ligas profesionales?  De ser así, ¿Qué cambios se producirían en el reglamento oficial?

Si se permite el empleo de tecnología para determinar si un balón a traspasado o no la línea de gol ¿Por qué no utilizar el vídeo o sensores para clarificar la posición de los jugadores cuando se produce un fuera de juego dudoso?

 

Dado Ediciones

About Dado Ediciones

Tenaz obrero de la pluma ocupado en hacer de Sportics una web interesante y económicamente viable. Cuando no estoy tras el teclado me gusta practicar deporte y disfrutar en compañía de mis amigos/as y familiares de lo que se tercie.